RADIOS
DIGITALES

Radio Era

Radio Country

Radio Sofi

Radio Clásica

Radio Latina

Radio Tren de Medianoche

Radio de la Nueva Era

Radio Tango

***

 

Visite nuetra
PAGINA
ASOCIADA

www.erotismo.cc

***

 

Encuentro ocasional entre personas.

Ver los avisos

Publicar un aviso

 


Mi experiencia (2: El abuelo de mi amiga lety)

El abuelo de mi amiga me desvirgó ¡Ya soy mujer!

-Vamos a dejar las cosas claras, mi nombre no és Jessi, sino que me llamo Denisse. Tuve contacto con sombrero, a partir de leer sus relatos que me gustaron un montón.

A través de e-mail, charlamos mucho sobre temas húmedos. Yo le conté que tenía ganas de perder la virginidad y alguna que otra experiencia que había tenido. Como la anteriormente relatada en "Mi experiencia".

Sombrero me pidió que le contara unas cuantas cosas acerca de mi vida. Como era un día normal de mi vida, a donde iba habitualmente: Yo le conté que me despertaba temprano para ir al colegio. Al salir de regreso a casa en donde espero a mi tía que me lleva a clases de natación, en un centro recreativo que és de la empresa donde trabajan mis papas. Y ahí me paso toda la tarde en la cibersala haciendo tarea y platicando con mas chicas y chicos que se divierten ahí. Mamá y papá pasan por mi para volver a casa y si hay tiempo, me pongo a revisar cosas en el pc.

Después sombrero también me preguntó cual tipo de hombre me gustaría que me desvirgase. Yo le conté que el tipo de hombre que me gustaría para que me desvirgase, debería ser mayor que yo. Porque dicen mis amigas que tienen mucha experiencia y la verdad el señor que me llevó a la construcción, logró lo que quería muy rápido, pero que no sea rudo porque a de doler mucho que te metan algo tan grande como lo que tenía ese albañil. Pero si és tan rico como dicen en los relatos, yo si me dejaría. Lo único que me da miedo es quedar embarazada.

Los chavos que conozco solo se la pasan jugando fútbol y playstation y ni te hacen caso. En cambio los hombres mayores si te hablan y no tienen miedo. Al final me decidí por una persona mayor.

Sombrero se animó un montón ante mi elección y me pidio que le contara cuales hombres rodeaban mi vida y a cuales, mi intuición femenina, me decía que le gustaba. Yo le escribí un largo e-mail que transcribo aquí:

--------------------------------------------

1- Don Luis. El señor de la tienda de la esquina de mi casa: este señor tiene como 50 años y es muy grande y gordo y está todo peludo con una barba como de santa claus pero és buena onda y muy pícaro. Algo tocón, él me dio una arrimada una vez que sacaba unos refrescos de una hielera que tiene. Se me acercó por atrás y me aplastó con su bulto en mis nalguitas y me dijo: te ayudaré denisse porque no las vas a alcanzar. Sentí como hormiguitas en todo el cuerpo cuando se me recargó y su barba me rozó la espalda y el cuello. Desde ese día, no pierde oportunidad de rozarme con su mano o su pito cuando me descuido pero me gusta.

2- Pablo, mi vecino tiene 20 años y és un galanazo. Tiene muchas chicas pero me saluda muy bien y me invita a su casa cuando tiene juegos de video nuevos. Antes me sentaba arriba de él cuándo me enseñaba jugarlos y sentía su pito duro abajo y cuando me quería acomodar de otra forma no me dejaba y me apretaba contra él y me decía: espérate hasta que yo te diga. Ahora lo veo poco pero le puedo pedir que me enseñe algún juego nuevo.

3- Mi dentista don Jesús. Siempre que voy con él, platica mucho conmigo y cada cita es de una hora. Cuando me acomoda en la silla en la que te hacen el tratamiento me da unos arrimones de pene que para qué te cuento. Lo siento en mi mano, en mis hombros y siempre me saluda de beso y abrazo. Dice que soy su mejor paciente porque coopero mucho y no me quejo. Tendrán otras citas programadas dentro de unos meses y nadie se da cuenta porque siempre estamos solos en las citas.

4- El abuelito de mi amiga socorro. Creo que tiene como 55 años pero es bien canijo. Una vez, ella me platicó que cuando era mas chica, su abuelo le hacía tocamientos entre las piernas y sí és verdad porque siempre que iba a buscarla, me hablaba y me sentaba con él y lo primero que hacía era tocarme las piernas y darme besos pero socorro me salvaba porque me llevaba a jugar a otra parte. Él siempre está en su casa y puedo hacerme amiga de él. Como és viudo, le puedo ayudar cuando esté solo para que se sienta mejor no crees?

-------------------------------------------

Entonces sombrero también me respondió a mi largo e-mail. Con otro largo e-mail que transcribo aquí:

-----------------------------------------------

Aparentemente todos son machos aptos para cogerte pero, con diferencia, hay uno que los supera a todos todos. A sea, te lo contaré por eliminación.

1- Don Luis, eliminado. Porque no debe tener fuerza ni para aguantarse los pedos e igual se dispusiera una situación propicia para cogerte, y ni se le levantaba el pene. O sea que pasando de él. Almenos de momento, quizá más adelante pudieras acudir a él para que te coja en un rincón escondido de la tienda, en plena jornada laboral. Pero no será él quien te desvirgue.

2- Pablo, con 20 años no és más que un crio. Una hembra de 13 años como tú, és mucho más madura que un macho/crio de 20. O sea que eliminado para siempre. Tendría que darse una escena muy muy dificil para que sea bueno coger con ese pavo.

3- El abuelito de tu amiga socorro. Lo mismo que don Luis, quizá más adelante pueda ser divertido un día, acudir a su casa para ayudarle en sus tareas y no tendrás que ni pedírselo para que te ataque. Pero de momento tenlo quieto.

4- Don Jesús, tu dentista. Me parece perfecto. Cuando me dijiste que ibas al dentista ya pensé en ello pero también pensé que quizá no lo conocías lo suficiente. Pero ahora que me dices tú, que incluso te da arrimones de pene. Eso és una preciosa señal que da posibilidad a que un día te coja en la consulta. Incluso sentada en la misma silla de paciente y totalmente genial sería si lo hiciese contigo con la boca abierta o parecido.

En esa cita que tienes programada con él dentro de unos meses. Podrías ir con una blusa escotada y/o una falda para provocarlo intensamente y que te coja casi como pensando que tú no has preparado nada.

------------------------------------------------

Al parecer nos acabamos decidiendo por que me desvirgara mi dentista. Pero la visita que tenía programada para dentro de un par de meses se hicieron largos. En otro mail que le escribí a sombrero, le conté una nueva experiencia que tuve con don Luís. Se trató de que un día al llegar de la escuela. Entré en su tienda a buscar unos cuantos refrescos.

Iba con mi falda de la secundaria que es cortita y cuando estaba en la posicion indicada lo sentí inmediatamente encima de mi diciendo: Ay denisse, como te gusta sacar refrescos de muy abajo. Y me dio una apachurrada bien rica. Traía su pito parado y se sentía bien duro. Creo que me levantó la falda porque lo sentí mejor que aquel día. Hasta me dio de 2 a 3 emujoncitos ricos y yo me dejé. Total de ahí no pasa. Dijo que fuera más tarde a ayudarle y le dije que no podía.

Entonces sombrero notó que mi cuerpo pedía guerra y fabulósamente me la concedió. Me dijo que: por qué esperar? Que tenía a mi alcanze a un hombre preciso para lo que quería. El abuelo de mi amiga socorro quedaba que ni pintado. Me propuso que me fuera un día a visitarlo con una faldita bonita y me precisó que no fuera en plan guarrilla. Sino en plan de buena chica. Que no se notara que yo le buscaba. Así fue, y el pasado martes fui a su casa inventando que tenía un trabajo sobre cultura egipcia y como él tiene muchas enciclopedias. Le pedí que me ayudara.

Estabamos viendo un libro y con mucha confianza me senté sobre él para ver mejor el libro y sentí como se le empezó a parar la verga y comenzó a acariciarme las piernas. Le dije que me daba cosquillas y siguió después subiendo la mano hasta mi panochita y comenzó a sobarme por arriba del calzoncito y como yo no protestaba. La metió por debajo de él y me acaricio la panochita un buen rato hasta que levanté mi cara hacia él y me plantó un beso en la boca. Me sentía bien caliente pero alguien tocó a su puerta y me asusté. Era un vendedor pero decidí irme a mi casa. Le dije que al otro dia regresaba y me dijo: te estaré esperando agarrandome la verga.

Al otro dia estuve puntual en su casa y antes de cualquier cosa ya me tenía acostada en su escitorio. Besándome me quitó la blusa y besó mis pechitos hasta que comencé a gemir despacio. Después me levantó la falda y me sacó el calzoncito y me comenzó a chupar la panochita bien rico. Te juro que nunca me habia sentido mejor.

Me incorporé porque él se retiró un poco y se bajó los pantalones hasta las rodillas y por fin le logré ver la vergota negra y gorda.

Me dijo que si ya había estado con un hombre antes y le dije que no. Que sería mi primera vez y se sonrió y me puso de rodillas para que se la mamara y yo muy gustosa lo hice con mucho cariño porque era lo que me iba a meter. Después me acostó otra vez en el escritorio y me acomodó la verga en la panochita y comenzó a meterla poco a poco. Me dolió bastante un rato pero se comenzó a mover y empece a sentir bien rico. Estaba llorando pero creo que de gusto. Fue como 40 minutos de mete y saca y luego de un empujón fuerte se vino dentro de mi.

Esto és nuevo para mi no se como decir lo que sentí cundo me fui a mi casa. Y cuando me bañe, todavía sentía pulsaciones en mi panochita y me dije: tengo que volver a hacerlo y el viernes después de la escuela me dirijí a su casa de nuevo y me dijo: quieres más denisse? y le dije que sí.

Entramos a su estudio y me desvistió ahora si completa en un sillon grande que tiene como los de los psiquiatras. Él tambien se desnudó todo e inmediatamente me llevó la vergota hasta mi boquita. Se la mamé bastante bien según dijo. Luego me colocó boca abajo y me la metió por detrás como los perritos. Estuve 4 horas ese viernes en su estudio. En la noche mi mamá me dijo que me notaba diferente: te veo muy contenta diablilla, que has hecho? y le dije que me había ido muy bien en la escuela, con lo que me ayudo el abuelito de coco. Que bueno que él te enseñe algo dijo mi mama.

Sombrero

 

HistoriasDeSeduccion.com (Confesiones) © Sombrero (temaprincipal-2@yahoo.es)